El invierno en Tokio puede no parecer muy frío a la vista de los turistas. Sin embargo, el norte de Japón es especialmente duro. Allí suelen verse grandes nevadas. Hasta incluso ha habido algún avistamiento de icebergs.

Y precisamente en esta época del año, es donde muchos de los platos más tradicionales hacen su aparición.

Por aquí os dejamos una lista de los 6 platos de invierno japoneses mas populares, ideales para entrar en calor después de un día especialmente frío.

Hot Pot o nabe

Uno de los platos de invierno japoneses más consumidos es el hot pot, conocido popularmente como «nabe», que significa olla caliente.

Este tipo de estofado es un plato extraordinariamente versátil y saludable. Puedes elaborarlo con diferentes ingredientes y hay docenas de caldos para elegir.

Según su elaboración hay distintos tipos de Nabe. Aquí os destacamos 3 de los más populares.

Yosenabe

«Yosenabe» es uno de los los platos de nabe mas básicos. «Yose» significa juntarse, así que básicamente puedes utilizar cualquier tipo de ingrediente: carne, marisco, verduras… La sopa suele ser a base de algas marinas.

 

El Yonsenabe es un tipo de nabe o HotPot, un guiso de invierno tradicional japonés
Imagen: Pinterest

 

Shabu shabu

Se trata de uno de los tipos de nabe más populares de Japón. Su nombre proviene del sonido que hacen los ingredientes al hervir en la sopa. Un tipo de onomatopeya japonesa.

A diferencia de otros nabe, donde se sirve la sopa con los ingredientes en su interior, las ollas de shabu se sirven con la sopa y los ingredientes crudos por separado. Estos se van introduciendo en la sopa hirviendo y se va cocinando al gusto de cada comensal.

El shabu generalmente consiste en carne cortada en rodajas finas, fideos, tofu, cebolla verde, una variedad de champiñones, zanahorias, coles, maíz y bok choy.

Se suele acompañar con vinagre de ponzu y salsa de sésamo.

 

El Shabu shabu es un tipo de nabe o HotPot, un guiso de invierno tradicional japonés

Sukiyaki

Es otro de los típicos platos de invierno japoneses, cuyo origen se remonta al último Período Edo.

El ingrediente principal de este guiso es la carne de res, que se corta en rodajas finas. Esta se acompaña de varias verduras previamente cocidas: cebolla blanca, hongos shitake y repollo chino.

Su sabor final es como caramelizado, lo que resulta sorprendente pero realmente delicioso.

La manera de elaborar este plato puede cambiar de manera considerable dependiendo de la región donde se realice. Pero su resultado es siempre exquisito.

 

El Sukiyaki es un tipo de nabe o HotPot, un guiso de invierno tradicional japonés

Pastel de arroz japonés

También conocido como “Mochi”, está hecho de arroz glutinoso. La forma tradicional de hacer mochi es machacar el arroz glutinoso con un gran martillo de madera o de piedra en forma de “Usu”, escrito en kanji japonés como “臼”, hasta convertirlo en una pasta pegajosa.

Este método se denomina «mochitsuki» o «餅つき» en japonés y todavía es una práctica común en Japón.

Este proceso resulta realmente asombroso, ya que la persona que golpea el arroz va extremadamente rápido y la persona que tira el arroz debe ser lo suficientemente ágil como para que el martillo no le lastime.

Puedes disfrutar el mochi de maneras muy diferentes.

Puedes comerlo como un plato tal cual, salado o dulce, o introducirlo en un nabe.

Si eres de los que les gusta el dulce, no puedes dejar de probar el “Daifuku”. Es un mochi pequeño, redondo y suave generalmente relleno de fresa. Por eso son difíciles de encontrar fuera de temporada de esta fruta.

El té verde Daifuku, con relleno de pasta de alubias rojas, también es común y se puede encontrar en la mayoría de los supermercados japoneses.

Oden

Es otro de los platos de invierno japoneses más populares. Puedes encontrarlo en cualquier restaurante, incluso en los puestos de comida ambulante.

Es un sencillo guiso con ingredientes como el rábano daikon, alga konbu enrollada y tofu frito, lentamente cocinado en un caldo a base de algas y servido con mostaza karashi a un lado.

Originalmente, el oden se llamaba «Misodengaku», o simplemente «Dengaku». En él, se hervía tofu y se comía con salsa miso. Posteriormente, en vez de utilizar miso, los ingredientes se cocían en el caldo.

En la preparación del oden, se puede añadir los ingredientes en cualquier momento.

Es una comida práctica , de bajo coste y que resulta ideal para combinarlo con el sake japonés.

 

El Oden es un tipo de nabe o HotPot, un guiso de invierno tradicional japonés

Ramen

Por supuesto no podía faltar, en nuestra lista de platos de invierno japoneses, el popular y apreciado ramen.

El Ramen es un plato compuesto por un caldo de carne con fideos de trigo. A partir de aquí se le añaden infinidad de toppings, que cambiarán dependiendo de la región donde se elabore.

El fideo se elabora con harina de trigo, agua, sal y kansui. En ocasiones, se utiliza huevo en lugar de kansui para darle a la pasta su característico color amarillo. También, se utiliza la sémola, en lugar de harina de maíz, para elaborar los fideos.

Cada restaurante tiene su propia versión especial de ramen, con recetas secretas de caldo únicas.

 

El Ramen es un guiso de invierno tradicional japonés 

Yakiimo o batatas asadas

El «Yakiimo» es un aperitivo de invierno muy común, que suele encontrarse en puestos ambulantes.

Aunque este sea un plato increíblemente simple, resulta uno de los alimentos más consumidos en los fríos días de invierno. Una costumbre muy parecida a la que tenemos en Occidente, con nuestros pequeños puestos de batatas y castañas asadas.

La diferencia es que las batatas japonesas son más dulces y las asan sobre piedras. También, durante el otoño, aprovechan la caída de las hojas para asar las batatas sobre un montón de hojas secas.

Un alimento perfecto para mantener el estómago y las manos calientes!

 

El Yakiimo es una batata asada japonesa. Un plato tradicional de invierno.

Oshiruko

Y para los mas golosos también tenemos un postre japonés de invierno: el Oshiruko.

Se trata de un dulce caliente, que consiste en una sopa espesa hecha a base de «anko» (pasta de frijol rojo) cocinado con agua y azúcar. Suele ir acompañada con alguna pieza de mochi  y “shiratama”, unas bolas de harina de arroz.

Durante el proceso de elaboración de la pasta de anko, el caldo de la cocción de las judías rojas, normalmente se desecha. Sin embargo, este caldo se aprovecha para el oshiruko, como base de la sopa. Puede hacerse a partir de diferentes tipos de anko.

Un plato muy reconfortante para los más duros fríos japoneses.

 

El Oshiruko es un postre de invierno tradicional japonés

 

Y ahora… a quien le apetece un buen plato japonés calentito? Te invitamos a pasear por la extensa carta de Janatomo y disfrutar de algunos placeres del invierno.